Noruega

Desde que lo vi en una foto como un mes antes, se me metió en la cabeza, que tenía que hacerlo.

El momento fue armarse de valor e insensatez y trabajar con el bloqueo de mi mente un buen rato, como media hora. Le dije a David que no podía, un par de veces.

El vértigo se me instaló en el cuerpo hasta el día después..

Empeñado en hacerlo y muy concentrado en cada paso, me subí.

No se porque hago estas cosas, no se porque lo hace tanta gente. A lo mejor, es por ese preciso y diminuto momento que te sientes que estás en lo más alto del mundo, y que eres capas de conseguir cualquier cosa si vences tus fantasmas.

Muy pocas sensaciones cotidianas ni siquiera se asemejan a eso.

Tal vez sea sólo la voluntad de aquel empeñado en ser la mejor versión de si mismo, y ser cada vez más, mi mejor yo.

«A la cima no se llega superando a los demás sino superándose a si mismo.»

22 julio 2016.
Carrito de compra
Scroll al inicio