Halmstad. Vuelta a Suecia.

Mes de Julio del año 2016.

Después de parar mi cabeza (si, ahora…) estoy empezando a ver la «vueltita» que he tenido la oportunidad de vivir.

Sintiendo que soy un total y completo afortunado y acordándome de aquellos que no van a Candelaria a cenar porque está lejos, (a penas 20 kilómetros desde la capital…);

¡Ñoh! ¿Ahora pa’ ya!?

Me pregunto cual es el lujo en esta vida, porque aquellos aburguesados que van al bar al lado de casa una noche detrás de otra, en la falsa seguridad de la ropa, el móvil y el gin tonic de moda, perdiéndose las gentes, los lugares, las costumbres, la amabilidad, cultura, gastronomía, etc, de tantos lugares diferentes…

Nunca dejes de caminar, de descubrir y de probar otros sitios diferentes, el pueblo, ciudad o bosque de al lado y sobretodo dar la oportunidad a personas diferentes a ti.

Porque lo que te pierdes es eso mismo, la vida.

Y lo siento pero NO es recuperable.

29 julio 2016.

30 julio 2016.

Tocó despedida.

Hasta luego Suecia, mi queridísima Suecia.

Salgo pronto a la tierra de donde provengo. Gracias de corazón por presentarme a tantas personas que me han abierto su casa, me ha invitado a comer y beber en su mesa y se han interesado por mi, de dónde vengo, que hago… por mi vida. ¡Gracias!

Gracias por darme tantas experiencias y hacerme vivir acogedora e intensamente, sin cuestionarme ni etiquetarme por ser o pensar diferente.

Gracias por alegrarte de mis alegrías y entristecerte conmigo en mis tristezas.

Gracias por tu grandísima y rica naturaleza y por tanto cielo azul en tus ojos.

Al caminar se me caen momentos y personas. Me quedo sin saber si los volveré a ver en la siguiente parada. Supongo que al tomar decisiones siempre sacrificas algo, aunque no quieras. Cuesta ver que siempre será así, cuando lo aprendes te das cuenta que no hay finales y que tu siguiente paso es, volver a comenzar.

En mi objetivo ser fuerte y prudente para perderme de nuevo. No es un adiós, es un hasta luego.

Arrancando a tierras desconocidas para terminar el gran reto, rumbo Santa Cruz de Tenerife pero primero, subiré un poco más.

Lo siento madre pero ahora me siento vivo, más que nunca.

31 agosto 2016.
Puerto de Estocolmo. 2 septiembre 2016.
Carrito de compra
Scroll al inicio